domingo, 28 de septiembre de 2014

REFLEXIONES DE LA PALABRA (CXLVI). Domingo XXVI del Tiempo Ordinario


Jesús dedicó esta enseñanza de hoy a los que oficialmente eran guías del pueblo de Israel, pero no cumplían lo que enseñaban. Debió de ser una palabra incómoda que Jesús les comparara con los publicanos y las prostitutas; y encima escuchar que este colectivo marginal de pecadores, si cambian de vida, cumplen mejor que ellos la voluntad de Dios,; y que les llevaran la delantera en el camino del Reino de los cielos... eso era ya el colmo.
Pero esta parábola no debemos dejarla en los tiempos históricos de Jesús; puesto que también está dirigida a nosotros, los cristianos del siglo XXI, ya que el evangelio de hoy gira en torno a la idea fundamental de que a Dios le interesa nuestra respuesta de obras, y no tanto de palabra.
Porque hay un “sí” que es “no”; que es el de los cristianos que no quieren complicarse la vida. No fallan a los deberes religiosos, y eso está muy bien, pero de ahí no pasan. La vida de fe, es exigente en mil detalles y éstos se conforman con pocas cosas.
Y también hay un “no” que es un “sí”; que es el de los cristianos que protestan, que ponen pegas, que han vivido despistados... Pero en un momento, por gracia de Dios, se enrolan en el trabajo y hacen todo lo que pueden, terminando por ser gente incondicional, siendo felices, porque sienten la alegría de dar.
Los que participamos en la Eucaristía hemos de recordar que no todo termina en el “podéis ir en paz”. Nos queda lo más difícil; que consiste en que lo que hemos escuchado y celebrado en Misa, luego lo cumplamos en nuestro estilo de vida. Sin en ; en Misa decimos que “sí”, y luego, en la vida, la realidad es que “no”, pues....¡Por mal camino vamos!
Y es que el cristiano auténtico es solamente el que hace, el que escucha la palabra de Dios y la cumple; en otras palabras, el que se compromete con Cristo y con su Evangelio hasta las últimas consecuencias. Porque Dios quiere que nos comprometamos sincera y completamente con Él, y no hay actitud más contraria al Evangelio que la falta de coherencia.
Es verdad que si queremos ser coherentes, pues nos costará; y que muchas veces fallaremos. Eso el Señor ya lo sabe… Lo sabe de sobras. Por eso nos ofrece constantemente también la posibilidad de convertirnos, de pedirle perdón, de cambiar de vida… No vale sólo el pensar que es suficiente con querer hacer la voluntad del Señor; sino que también es necesario confesar nuestros pecados y obedecerle sin reservas.
Que María, la Virgen Madre de Dios, nos ayude con su intercesión a todos los que queremos comenzar con brío y entusiasmo el trabajo en la viña del Señor, y nos ayude a vivir esos consejos que san Pablo nos ha dado en la segunda lectura: “Tened entre vosotros los sentimientos propios de una vida en Cristo Jesús”.
Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero.

viernes, 26 de septiembre de 2014

LA MORENITA COMENZÓ UNA NUEVA VISITA A LA PROVINCIA DE JAÉN (2009)

Era en una primaveral tarde del mes de Noviembre de 2009, un viernes 13, cuando a las 16:00 la Virgen de la Cabeza recibía una visita especial. Sus hijos, los romeros llegados desde todos los lugares de España, no solo de Jaén, quienes subieron para acompañar a su Virgen hacia Andújar. Fueron unas escasas 200 personas las que allí nos congregamos, pero con un sentimiento y un calor humano hacia la Morenita, impresionante.

El traslado fue muy parecido al que algunos pudieron vivir en 1988 cuando la Virgen bajó de igual manera hasta la ciudad de Andújar, en carroza pero un momento muy emotivo fue cuando los romeros escoltaban con el corazón emocionado y abierto al Alcalde y presidente de la Cofradía Matriz, que en sus manos sujetaban y abrazaban a la Talla de la Morenita desde el camarín hasta la misma carroza, situada en los aparcamientos de la Hospedería.
Tras unos cantes, unos vivas, y unos rezos del 1º Misterio, la comitiva de coches y la carroza de Nuestra Madre ya cogía el camino de la carretera del Santuario a Andújar.

Y fue a las 19:00 cuando la Morenita entraba en el seminario, y Andújar posteriormente, entre los vivas y vítores de su Pueblo. Una procesión larga, donde el frío hizo mella, y donde la gran afluencia de romeros hizo que no fuese más rápida. Miles de corazones se agolpaban al paso de la Virgen de la Cabeza por las calles andujareñas.


ELLA, Nuestra Madre, la Madre de todos y cada uno de los Romeros, tras sa llegada a Santa María se dio turno a un descanso para el largo y duro día que nos esperaba a todos en su Traslado a Jaén.

CANAL ROMERO AGRADECE EL TRATO RECIBIDO POR TODOS LOS MEDIOS, COFRADES, DEVOTOS, PADRES TRINITARIOS Y DEMÁS ROMEROS EN TODOS LOS ACTOS DE LA BAJADA.


FUENTE: CANAL ROMERO
Noviembre 2009
FOTOS: GaspiTT

martes, 23 de septiembre de 2014

Procesiones de la Virgen de la Cabeza en Churriana de la Vega y Motril 2014

MOTRIL

La patrona de la localidad granadina de Motril paseaba el pasado mes por las calles de su municipio en una procesión que fue multitudinaria ya que dicha advocación tuvo su año jubilar que comprendió entre 2010 y 2011 y que tuvo a Motril como epicentro del turismo religioso y de la Fe a la Virgen de la Cabeza. 

Una vez más, el pueblo se volvió a empapar del buen hacer y procesionaba a su Madre por las calles. Una procesión que viene siendo una de las más llamativas de la provincia granadina y de nuestra Andalucía oriental.



CHURRIANA DE LA VEGA

Un año más, las calles de Churriana de la Vega disfrutaron por el discurrir de la Madre de todos los churrianeros, la Virgen de la Cabeza. Ofreciéndole a nuestra Madre el mejor homenaje que pueda brotar de los corazones y sentimientos que albergan los churrianeros de buena fe, así transcurrió el recorrido con una inmensa muestra de Fe y Devoción de sus hijos que al paso del trono, iba dejando caras empapadas de alegría y emoción con esta advocación que vive con tanta intensidad el amor por María.

La Santísima Virgen, que bajaba el 29 de agosto, realizaba la subida el pasado lunes 8 de septiembre por el recorrido habitual. Un pueblo que vive orgulloso de la Virgen de la Cabeza.




Artículo: Gaspar Parras Jiménez
Fuentes: Hermandad de Churriana y Motril.
Vídeos: Cofrades Granada
CANAL ROMERO

domingo, 21 de septiembre de 2014

REFLEXIONES DE LA PALABRA (CXLV). Domingo XXV del Tiempo Ordinario


Con la parábola de hoy, Jesús vuelve a pegar una bofetada al concepto de justicia que tenemos los seres humanos, pues deja bien claro que el Reino de Dios no se ajusta a los esquemas humanos. Y menos mal que no se ajusta, porque si no… bueno, como nos iría.
Según el evangelio de este domingo, todos estamos llamados a entrar en el Reino de Dios y trabajar en su Viña; no obstante, según los planes de Dios, existen para cada uno distintos momentos. Sin embargo, al fin, el “jornal” es el mismo. Este jornal es la posesión del Reino que, en su etapa definitiva tendrá ciertamente muchas moradas, como decía Santa Teresa, pero que aquí, en la tierra, es para todos la misma salvación.
La idea central, pues, que tenemos que sacar hoy de las lecturas es que todo lo que recibimos de Dios es gracia; que nadie merece lo que tiene. Es un puro regalo de Dios, que Dios le da a cada uno porque le da la gana y cuando le da la gana.
Así pues, la primera lectura ya indica que el Señor, rico en misericordia, tiene unos planes y nos caminos que no coinciden con los nuestros, pues lo que desea es que todos los hombres se salven y que el malvado y el criminal dejen sus caminos y sus planes. Dios quiere darnos a todos su Reino, es decir, para que nos entendamos: Dios quiere que todos vayamos al cielo. Pero a unos se lo hace ver en un momento, y a otros antes. Y no le pidamos explicaciones ni razones, que Dios puede hacer lo que quiera en sus asuntos. En todo caso, lo que tenemos que hacer es darle gracias porque los que somos –por gracia de Dios, valga la redundancia- creyentes y practicantes, hemos tenido la suerte de poder estar más tiempo cerca de Él que los que se encuentran con Dios más tarde en su vida.
Por tanto, la moraleja que tenemos que sacar hoy es que hay que fiarse plenamente de Dios y no actuar con Él como quien tiene derechos para exigir. ¿Por qué? Pues porque el reino de Dios es el reino de lo gratuito,  y no vale argumentar derecho alguno sobre la salvación que Dios nos ofrece. Si no lo vemos así, pues podemos ser como si fueramos hermanos mayores que se ponen celosos con los hermanos pequeños y cogen rabietas cuando otros les hacen carantoñas.
Y es que sólo se puede entrar en el cielo confiando en la bondad de Dios. Entrar en el cielo depende de Dios. Y es un regalo suyo. Y Dios quiere que todos vayamos al cielo. Ahora bien… si alguno se emperra en que no querer entrar… Ahí es cuando podemos empezar a tener los problemas.
Tengamos, pues, claro, que la bondad de Dios es siempre inmerecida. Necesitamos darnos cuenta de esto. Porque cuanto más conozcamos la bondad de Dios, más confiaremos en Él. Cuanto más confiemos en Dios, más fácil será poner nuestra vida en sus manos. Sólo si ponemos nuestra vida en las manos de Dios podremos abrirle el camino para que nos salve, nos bendiga y nos use como sus instrumentos, para que su querer se haga realidad en la tierra, como lo es en el cielo.
Pues que la Virgen María nos ayude para que no nos olvidemos que todos somos llamados a la Viña del Señor y para que cada uno, según su vocación y situación, trate de llevar el evangelio salvador de Cristo para que en el mundo haya paz y todos nos sintamos hijos del mismo Padre del cielo.
Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Convivencia en el Cerro 2014 de la Cofradía de Lahiguera


En un gran fin de semana de convivencia en hermandad y sobre todo un gran domingo junto a la Morenita en los actos de la Cofradía, los higuereños/as vivían unos momentos muy intensos con la Virgen de la Cabeza. Cabe destacar que La Higuera es una Cofradía muy rejuvenecida, prueba de ello es su Coro y la Hermana mayor, así como la asistencia a diversos actos de otras Cofradías o la labor incesante de su junta directiva.

El domingo a las 11:00 llegaba el momento clave al celebrarse la Misa de la Cofradía en la cual cantaba el Coro "Compás Romero" de la misma localidad. El ambiente era de fervor y Fe. Pero fue al término de la Misa cuando los cofrades y el coro subieron al camarín a cantar a la Santísima Virgen hasta sus plantas.

La Higuera ante la Morenita
Ya a la conclusión de los actos litúrgicos, la Cofradía de Lahiguera celebraba un almuerzo en la casa de cofradías en la que además de un gran menú, los cofrades, hermanos y paisanos disfrutaron de un rato bastante agradable y amenizado por el Coro "Compás Romero" con cantes y bailes. Sin duda, fue un gran fin de semana entre amigos, hermanos cofrades y devotos junto a la Virgen de la Cabeza en el Cerro para nuestros amigos de la Cofradía de Lahiguera.

martes, 16 de septiembre de 2014

Programa y Actos de las Cofradías de La Carolina, Málaga y Bujalance 2014

La actividad romera prosigue en cuanto a las Cofradías y no puede ser menos cuando se celebran los actos principales en dos Cofradías con una fecha señalada, Málaga y el municipio cordobés de Bujalance que vivirán unos días muy devocionales donde llenarán de fervor cada momento, en pro de la Santísima Virgen de la Cabeza y con la compañía de las demás cofradías filiales y Matriz. Pero antes, La Carolina celebrará su procesión y actos principales este fin de semana.

Cartel y programa de actos de BUJALANCE.

Programa de actos y Cartel de MÁLAGA
ACTOS DE LA CAROLINA

CANAL ROMERO

domingo, 14 de septiembre de 2014

REFLEXIONES DE LA PALABRA (CXLIV). Fiesta de la exaltación de la Santa Cruz


Hoy nuestras miradas se dirigen hacia la Cruz de Jesucristo. Son miradas de agradecimiento; pues el misterio de la Santa Cruz nos revela ese gran amor de Dios hacia la humanidad.
Y es que Dios podía haber salvado al mundo de muchas formas; pero eligió la Cruz, la forma más radical, la de mayor humillación, para hacernos ver a lo que estaba dispuesto por salvarnos.
Por eso hoy miramos hacia la Cruz. Pero hacia la Cruz con Cristo crucificado. Porque sin Jesús, la Cruz no tiene ningún sentido y no deja de ser un instrumento de tortura, de opresión y de crueldad.
Así pues, contemplamos a nuestro Señor crucificado que atrae a todos hacia sí. Ninguna imagen, ninguna, ha llamado la atención nunca a la humanidad de mayor manera que la imagen de Cristo crucificado. Y es que, vuelvo a repetirlo, en esa imagen se condensa la imagen del amor de Dios. En la cruz, como dice un himno litúrgico, está la vida y el consuelo, y ella sola es el camino para el cielo.
Así pues, en esta  fiesta de la Exaltación de la Cruz, no celebramos a un trozo de madera, sino que celebramos al que fue levantado en la cruz, es decir, a Jesucristo, el Hijo de Dios que vino no a condenarnos sino a salvarnos, que vino sólo por amor. Hoy, al mirar a tantas y tantas imágenes de Jesús crucificado que encontramos en nuestras iglesias, la palabra que nos tiene que salir del fondo del corazón es la palabra “gracias”. Un gracias auténtico, un gracias sincero, porque el único motivo por el que el Dios Padre envió su Hijo al mundo fue el amor. No lo envió para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El amor siempre intenta salvar, nunca destruir.
Y es que si Dios, que es bueno, ha querido humillarse naciendo pobre en Belén; si Dios, que es grande, ha querido humillarse en una cruz, será por algo. El rostro de Dios es el amor. La cruz es la prueba suprema, el no va más, de lo mucho que Dios nos ama.
Porque, atención, tengamos en cuenta que el Cristo al que nosotros exaltamos en la cruz no es un mito, sino que es una persona real que, con su sufrimiento aceptado con amor y por amor, salva a todos los que creen y confían en él. El amor de Dios es el que nos salva y el Cristo crucificado es la expresión más elocuente y sublime del amor de Dios. Así pues, la cruz de Cristo está siempre ahí presente para recordarnos la muerte, pero también la resurrección, el sufrimiento, pero también la gloria y sobre todo el amor.
Y al pie de la cruz estaba María. Pidámosle que sepamos mirar a la cruz con ojos de amor, con ojos de agradecimiento, para poder comprender un poco ese amor tan grande que llevó al mismísimo Dios a hacerse hombre por nosotros y humillarse para salvarnos.
Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Canal Romero.